ConscienciaSer

Afirmaciones vs Aformaciones: formas de crear la realidad.

Creamos nuestra realidad a través de la frecuencia que emitimos. Esta frecuencia depende de nuestras creencias, pensamientos y emociones. Podemos transformar nuestras emociones y pensamientos con herramientas como las afirmaciones y las aformaciones que usan el poder vibratorio de la palabra.

Desde que tengo memoria de mi camino espiritual que comenzó siendo muy pequeña, he conocido las afirmaciones como una forma de conectarnos con la realidad que queremos crear.

Las afirmaciones son frases hechas en forma positiva que a través de la vibración de la palabra podemos ir integrando para transformar nuestro estado de ánimo o nuestra forma de ver la vida.

Para que tengan un efecto más profundo, se escriben en primera persona, en tiempo presente y lo más importante es que necesitamos creer que son verdad.

Es esencial creer que son verdad porque nuestra realidad depende de nuestra frecuencia y nuestra frecuencia depende de nuestras creencias, emociones y pensamientos. Pero es importante tener en cuenta que tenemos cientos de creencias inconscientes, de las que no nos hemos dado cuenta que están operando y estructurando en nuestra vida construyendo nuestra experiencia.

Cuando emprendí un trabajo personal profundo, me di cuenta que con las afirmaciones había algo que hacía falta. Me di cuenta que solo con frases positivas no iba a transformar nada. Siempre he creído en que necesitamos hacer un proceso personal profundo para poder reconocernos, hacernos cargo de nosotros mismos y realmente poder trascender esos patrones que nos limitan.

Así que dejé de un lado las afirmaciones, hasta que recordé que todo es energía, que la palabra es energía y que dependiendo de la intención de esa energía se da la manifestación en la realidad.

La energía toma diferente forma de acuerdo a su vibración y frecuencia. La vibración es el movimiento de energía, y la frecuencia es cómo se da ese movimiento energético en un lapso de tiempo determinado.

Si todo es energía, y la energía se mueve a ritmos distintos creando formas diferentes, entonces podemos transformar la forma cambiando la vibración y la frecuencia.

Comencé a usar las afirmaciones como mantras que acompañan mis procesos de conciencia y aún lo hago. Pero respecto a las afirmaciones sin ningún tipo de de toma de conciencia, si solo repites frases positivas sin integrar su información en ti, sin reconocerte y sin conectar con aquello que te mantiene en los patrones limitantes, las palabras no tendrán un espacio en donde se puedan contener, movilizar y prosperar. Aunque te pueden hacer sentir mejor y darte alivio.

Hace varios años ya, conocí las aformaciones y llamaron mi atención profundamente.

Las aformaciones son preguntas positivas que movilizan la energía de nuestras intenciones.

Noah St. John, el creador de las aformaciones, a través de su propia experiencia de vida, se dió cuenta de que las afirmaciones no siempre funcionaban, pues se encontraban en el medio con las creencias inconscientes limitantes y que muchas veces se volvían simples pensamientos sin poder.

Creó el método de las aformaciones en un momento de inspiración, a través del cuál reconocío cómo estaba funcionando su propia mente. Cómo funciona la mente de los seres humanos.

Nuestra mente tiene mucha información, día a día tenemos millones de pensamientos, pero algo interesante es que nuestra mente siempre se está preguntando sobre lo que no ha podido resolver, sobre lo que pasó, sobre lo que va a pasar y la mente gasta energía buscando esas respuestas.

Según mi propia experiencia con las aformaciones, hacernos preguntas en vez de afirmaciones sueltas, moviliza la energía de la mente a la búsqueda de respuestas, nos ayuda a visualizar más claramente nuestras intenciones, nos empodera y nos conecta de una manera más efectiva con la emoción.

Las preguntas son la base del trabajo terapeútico porque nos llevan a mirar más profundamente dentro de nosotros mismos, a cuestionarnos, a reflexionar, a buscar las soluciones dentro de nosotros mismos.

Cuando hacemos una pregunta, la energía de nuestra mente comienza a buscar la respuesta y eso crea un movimiento poderoso que trasciende los límites del inconsciente.

Así que aunque no he dejado de usar afirmaciones o mantras para ciertos propósitos, he sentido tan profundo el efecto de las aformaciones que se han vuelto mi forma preferida de usar la palabra para alinear mi frecuencia a lo que realmente quiero.

Cómo hacer y usar las aformaciones:

1. Conéctate con lo que quieres y escríbelo en presente y en positivo. Ejemplo: Soy abundante.

2. Crea la aformación. Convierte esa frase en una pregunta. Ejemplo: ¿Por qué soy tan abundante?

3. Usa la aformación en cada momento que te sea posible, no te tensiones buscando la respuesta, solo plantea la pregunta y percibe todo lo que surge en ti al hacerla. También la puedes dibujar para ponerla en un lugar visible, usarla en tus meditaciones, repetirla antes de dormir.

4. Mantén un cuaderno donde puedas anotar las ideas que surgen, lo que se moviliza, la conciencia a la que te lleva la aformación y vive en el presente con la vibración de que ya eres eso que quieres experimentar.

Úsalas, practícalas y compárteme tu experiencia. Para mí han sido una herramienta muy poderosa y sorprendente.

8 thoughts on “Afirmaciones vs Aformaciones: formas de crear la realidad.

  1. Gracias por esta enseñanza. ¿Qué podemos hacer cuando ante una afirmación o aformación se hace evidente la parte interna nuestra que NO cree que en lo que estamos declarando con la palabra?

    1. Para eso justamente sirven las aformaciones, porque cómo son en forma de pregunta pues no es algo que tu mente se tenga que creer a la fuerza, sino que va a intentar responder. Así que cuando sientas que una afirmación no te la crees, cámbiala por una aformación y así tampoco te presionas a un resultado, sino que dejas que la energía se movilice y te ayude a alinearte con lo que de verdad quieres. Un abrazo!!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *