ConscienciaSer

La Magia del discernimiento

¿Te preguntas por qué tu vida no es como quisieras que fuera?, ¿te cuesta tomar decisiones?, ¿sabes quen ti hay un gran potencial pero no sabes como manifestarlo?, ¿crees que no tienes el poder de transformar tu realidad? Si a alguna de estas preguntas tu respuesta fue positiva, es momento de conectarte con la magia del discernimiento.

Dentro de nosotros están todas las herramientas que necesitamos para llevar nuestra vida al mejor de nuestros potenciales. Aunque queramos hacer cambios, movernos hacia nuevas experiencias o transformar nuestra vida, nuestra energía inconsciente, en la que habitan los patrones emocionales y los sistemas de creencias en los que se ha establecido nuestra vida, siguen dirigiendo nuestro camino.

Traer lo inconsciente a lo consciente es una tarea personal profunda que nos permitirá reconocer nuestro poder de crear y elegir, y aquí es donde entra en juego la capacidad que todos los seres humanos tenemos de discernir.

Discernir es usar tu propia sabiduría para reconocer lo que te hace bien y lo que te hace mal en cada aspecto de tu vida y así poder elegir y tomar decisiones que alineen tu camino de vida con la manifestación de lo que realmente quieres.

La vida tiene miles de caminos y posibilidades, frente a ti se abren diferentes líneas del tiempo con muchos futuros posibles, y sin que te des cuenta a través de cada decisión estás dirigiéndote a una línea de tiempo determinada con manifestaciones distintas.

¿Estás dejando que los demás o las circunstancias externas decidan cómo es tu vida? Cuando no tomas una decisión con tu vida actual, estás decidiendo que todo siga igual.

Pero para poder tomar decisiones, necesitas primero aprender a discernir.

Para que puedas visualizar lo que es el discernimiento y llevarlo a un nivel práctico quiero que te imagines a tu sistema digestivo. Este sistema es un experto en el discernimiento. Cuando tu comes algo, este sistema reconoce lo que te nutre, lo que te hace bien y lo guarda como recurso y energía para el funcionamiento de todo tu cuerpo, y así mismo reconoce lo que no te nutre, lo que no te sirve y activa toda su estructura para sacarlo de tu cuerpo.

Discernir te lleva a poder tomar decisiones alineadas con tu esencia.

Activando el discernimiento:

Para discernir es necesario entrar en contacto con tu esencia, sentirte realmente, y para hacerlo necesitas silencio. Puedes hacer este ejercicio durante varios días, mientras recopilas toda la información. Comprométete contigo.

  • Toma un espacio y tiempo para ti y para comenzar visualiza la vida que quieres crear, conéctate con esa parte de ti que puede crear esa vida.
  • Anota todos los elementos con los que entras en contacto en tu vida: Lugares a los que vas, personas con las que te conectas en tu círculo cercano, las cosas que ves, lees, haces, tus hábitos, actividades, etc. 
  • Describe cada aspecto haciendo listados específicos y al frente de cada ítem hazte la pregunta: ¿esto me expande o me contrae?
  • Cierra los ojos y simplemente siente el cuerpo y su reacción. No te respondas con la mente, deja que el cuerpo se exprese. Siente si hay expansión o contracción y ve anotando los resultados.
  • Tómate el tiempo de ver cada resultado y preguntarte si esas cosas que haces, ves, oyes, esas relaciones, lugares o actividades te nutren, te expanden y sobretodo si se alinean con la forma en la que te quieres sentir en tu vida, con lo que quieres crear y experimentar. 

Parece un ejercicio muy sencillo, pero en realidad es una forma poderosa de conectarnos con nosotros mismos, cuestionarnos y darnos cuenta de la forma inconsciente en la que estamos eligiendo el desarrollo de nuestra vida.

Con el discerinimiento puedes unir el corazón y la mente para distinguir en que espacios realmente floreces y te expanden, y que cosas te drenan y te quitan energía.

A través del discernimiento alineas tu poder personal con la energía de tu mente, tu corazón y tu intuciión.

Cuando ya sabes que te hace bien y que te hace mal, es importante que no pierdas de vista esa información. Tenla en cuenta y reconoce tu poder de elegir. A veces te puede costar tomar decisiones que te hagan bien porque inconscientemente hay beneficios que no quieres perder. Pero poco a poco en este camino de conciencia podrás ir reconociendo que es lo que realmente necesitas de ti.

Comienza por lo que te sea más fácil, y si sientes que hay cosas que podrían ser más expansivas para ti pero que aún te cuesta tomar la decisión de transformar, pide ayuda pues todos los recursos están disponibles para que puedas crear la mejor de tus posibilidades.

Discierne. Elige. Toma decisiones. Transforma tu realidad.

2 thoughts on “La Magia del discernimiento

  1. Hola Andrea mi nombre es Monica Restrepo,la verdad estoy muy agradecida con el universo de haber puesto en mí hoy estás palabras por medio de usted gracias gracias , sé que todo llega cuando estás lista para entender y he estado en esa búsqueda de orientar mi vida porqué siento qué lo necesito ahora, no imaginamos muchas veces cómo y de qué forma llega está información pero hoy es una realidad de la que estoy muy agradecida pero a la ves con muchas peguntas acerca de cómo emprender un nuevo proyecto en mi vida .y no caer en los mismos errores de antes qué sé que hoy son enseñanzas pero sé que qué necesito nuevas herramientas para comenzar… gracias De nuevo …

    1. Hola Mónica, me alegra que te lleguen mis palabras en el momento indicado. Toma el aprendizaje del pasado que es lo más importante para poder avanzar. Un abrazo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *