AbundanciaConscienciaRituales

Rituales de Abundancia

La abundancia es la conciencia de que todo lo que necesitamos está disponible para nosotros. Aunque veamos límites, la naturaleza siempre nos enseña que la abundancia es la esencia del universo. Siempre hay algo que podemos reconocer, que podemos agradecer o con lo que podemos conectar para entrar en sintonía con esta frecuencia de abundancia. No es necesario aprender a ser abundantes, sino reconocer la abundancia que es en cada uno de muchas maneras para vibrar en esa conciencia y permitir su flujo en nuestra vida. 

Los Rituales nos conectan con nosotros mismos, nos permiten conectarnos en lo tangible, a través de acciones concretas con una vibración específica, en este caso la conciencia de abundancia. Un ritual no necesariamente necesita de velas o elementos mágicos. Un ritual es una acción que llevamos a cabo, a través del cuál le damos una nueva información a nuestra mente y energía y comenzamos a transformar los patrones que nos limitan.

1. Gratitud: Al despertar haz una lista de 5 cosas que reconozcas que puedes agradecer. Pueden ser cosas simples como el aire que respiras, la comida, el amor que recibes, la vitalidad de tu cuerpo, etc. La gratitud no es algo que haces para que el universo quede en deuda contigo y te devuelva algo. Es una forma de reconocer la abundancia que está disponible para ti en muchos aspectos de tu vida.

2. Cuerpo: encuentra un momento del día para sentarte, no importa el tiempo, pueden ser 5 minutos y observa tu cuerpo, tus manos, las uñas que siempre están creciendo, la piel que se regenera, y comienza poco a poco a hacer consciencia de la perfección de tu cuerpo. Tal vez no lo sabías pero cada vez que levantas un pie, utilizas 200 músculos. Tu piel cambia más de 5 veces al año. Miles de células se regeneran por segundo. Entra en conexión con la cantidad de procesos que tu cuerpo hace de manera abundante sin esfuerzo.

3. Contempla la naturaleza: haz de esto un ritual. Elige un momento del día solo para observar algún elemento natural, un cristal, una planta, el cielo, los árboles y si no los tienes cerca puedes verlos en un video o en fotos; y conecta con la conciencia de abundancia que habita en todo lo que existe, observa el agua que brota de la tierra, los frutos de los árboles, la naturaleza que se expande y que se abre paso. Respira esa abundancia.

4. Reconoce la abundancia creativa: Observa a tu alrededor todo lo que está a tu vista. Haz conciencia de que todo lo que observas ha sido creado por una mente divina o humana, imagina a esas mentes creando eso que ahora puedes ver, y recuerda que eres abundantemente creativos.

5. Da: Pregúntate ¿qué puedo dar hoy a los demás o al mundo? No tiene que ser algo económico o en especie, puede ser escuchar a alguien, acompañar, dar amor, gratitud, reconocimiento, expresar algo que no has dicho, un gesto de cariño o apoyo.

7. Crea tu mantra de abundancia: Un mantra es una palabra que se repite y que por su vibración nos ayuda a liberar la mente y las emociones de los patrones limitantes. Conecta con la abundancia, imagina esa abundancia que quieres sentir en tu vida, visualízala, hasta que la sientas como algo real. Crea en tiempo presente una frase que te conecte con esa abundancia, por ejemplo: Disfruto mi abundancia, soy abundancia, reconozco la abundancia en mi vida. Pon esa frase en lugares visibles, repítela, visualiza lo que representa, siéntele vibrar en tu corazón.

8. Percibe: Conecta con la sensación de abundancia, siéntela e imagina, ¿si esta abundancia fuera una imagen, qué imagen sería?, y ¿si fuera un sonido y un olor? Entra en contacto con esa imágen, ese sonido y ese olor conscientemente por lo menos una vez al día, así sea a través de la imaginación y expande esa sensación interna de abundancia en ti.

9. Disfruta: Saca un momento para conectarte con algo que disfrutes, un sabor, una actividad, una conversación. Y concientemente entra en conciencia de ese disfrute. Conecta con cosas que te generen alegría y alimenta esa emoción.

Recuerda que aún en medio de las dificultades puedes siempre elegir con qué energía conectarte. Cada momento es una oportunidad para elegir la abundancia. La abundancia es en tu vida, reconócela. Eres abundante.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *