En cada uno de nosotros habita una fuerza poderosa que surge sin esfuerzo. Es la fuerza del amor, de la creación y de la naturaleza expansiva de la vida. Es la fuerza que hace que hace que la naturaleza exista, que nuestra alma entre a vivir la experiencia física, que nuestro cuerpo tome su forma, que nuestros órganos se organicen inteligentemente y en general que se dé la vida.

Si dejáramos de luchar nos daríamos cuenta de esa fuerza que habita en nosotros sin esfuerzo. Pero hemos creído en la lucha como un mecanismo de defensa o de supervivencia que sostiene la creencia de que la vida es difícil y de que para que algo valga la pena es necesario el sacrificio y el esfuerzo. Hemos asociado la fuerza a la carga y a lo difícil que es vivir creyendo que entre más doloroso sea el camino entonces merecemos más.


Creemos que tenemos que ser siempre fuertes y poder resolverlo todo y nos olvidamos de que detrás de todo lo que existe hay un poder creador que sostiene la vida.

Conectarnos con esa fuerza interna que ya es, reconocerla, honrarla y apropiarnos de su energía, nos ayudará a vivir en el presente, con claridad, a concretar y manifestar nuestras intenciones, a reconocer nuestro propósito y a recordar nuestra esencia divina, viviendo desde ella nuestra experiencia física.

Para este propósito, hay un cristal muy especial que con su vibración nos acompaña a tomar ese impulso de vida:  la hematite.

Un cristal que nos ayuda a tener la fuerza necesaria para asumir las distintas situaciones de la vida, sin perder más energía ni drenarnos mientras lo hacemos, y a reconocer nuestra fuerza vital aprendiendo a distribuirla y utilizarla para las cosas que la necesitamos.


Trabajando con la hematite, también llamada ‘acerina’, nos podemos conectar con nuestra fuerza interna y con la fuerza de la vida. Es un cristal compuesto en su mayoría por hierro, nos ayuda a mantenernos presentes, a permanecer enfocados, atentos, vitales y desintoxica la sangre a nivel energético. Nos recuerda nuestra capacidad de experimentar el presente con fuerza y certeza.

Nos transmite una concentración tal de energía, que nos ayuda a recuperar nuestra fuerza interna y a atraer la energía vital que ha estado dispersa.

Desde tiempos muy antiguos se han conocido y experimentado las propiedades poderosamente protectoras y estabilizadoras de esta piedra; genera un campo de protección en nuestro campo áurico que impide que la energía negativa entre en él, afectando nuestro sistema energético y físico.

Trabajando con la hematite, nos animamos a seguir adelante con nuestra vida a pesar de las circunstancias, a recurrir a nuestros recursos internos para crear. Nos aporta determinación, y nos acompaña a reconocer lo que realmente queremos para nuestra vida y las circunstancias en las que estamos perdiendo nuestra energía vital y nos alejamos de nuestro propósito.

La Hematite representa la alegría de vivir, de nacer, de descubrir el mundo a través de nuestra propia experiencia, y el reconocimiento de nuestra fuerza interior, capaz de movilizar cualquier estado emocional y de transformarlo. Y nos recuerda que somos seres espirituales, realizando una experiencia física y que estamos sostenidos por la fuerza y La Luz del universo

Es muy común que los que trabajamos con energía, en sanación y limpieza de personas y espacios, usemos una de ellas para proteger nuestra energía de la influencia externa, especialmente en el ombligo, donde protege el plexo solar y el vientre, que es el lugar energético por el que más probablemente entre cualquier energía negativa.

Es una piedra magnética que nos atrae hacia la fuerza del centro de la tierra (que es también un gran cristal de hematite), para que nos centremos y permanezcamos atentos a la experiencia.

✨Hoy te comparto un ejercicio con el que podrás trabajar con la hematite y entrar en contacto con tu fuerza interna✨:

Toma un momento para ti, siéntate, céntrate, respira, date tu propio espacio.

Si tienes una hematite ubícala en medio de tus dos pies. Si no la tienes, puedes visualizarla allí e invocar su energía.

Suelta tu cuerpo en la silla en la que estés, deja que la columna se estire sin tensionarla y comienza a respirar conscientemente. Visualiza que desde la hematite en medio de tus dos pies sale un rayo de luz plateado hacia el centro de la tierra en donde se hace más fuerte y grueso. Imagina que desde el centro de la tierra ese rayo plateado se proyecta hacia arriba, hasta llegar a tus pies y a través de la hematite va subiendo por todo tu cuerpo, llenando todo tu cuerpo de esa vibración.

Respira desde abajo hasta arriba por todo tu cuerpo, dejando que todo tu cuerpo y campo de energía se llene con este rayo plateado hasta que estés completamente inmerso en él.

Siente tu presencia, el espacio que ocupas en la existencia, reconoce la fuerza en tu cuerpo, conecta con la tus órganos, y respira la fuerza de vida que es en ti.

Siente esa fuerza de vida en cada célula, en cada parte de ti, y mantente ahí alimentándote de esa energía. Suelta el esfuerzo, la carga y la tensión que le pones a lo cotidiano en tu vida y déjate sostener por la fuerza de la vida que simplemente es, sin esfuerzo.

Tips de trabajo con la hematite de mi libro Sanación con Cristales:
* Cuando necesites protección energética pon una pequeña hematite en tu ombligo (la puedes sostener con una cinta suave).
* Si trabajas permanentemente con otras personas a nivel energético, o sientes que los ambientes en los que te mueves tiene una energía ‘densa o pesada’, puedes usar una pulsera de hematite en tu mano izquierda.
* Pon una hematite en las esquinas extremas de tu casa u oficina, ésta práctica, aparte de generar un espacio de protección, ayuda a que la energía se asiente y se estabilice.
* Cuando tengas un proyecto al que quieras darle estabilidad, escríbelo en una hoja o dibújalo y pon un hematite en cada uno de los extremos de la hoja formando un cuadrado.

Si quieres profundizar más en el trabajo con los cristales te acompaño a través de mi libro Sanación con Cristales, en donde encontrarás todo un proceso de trabajo y conciencia personal, varios cristales para trabajar cada centro energético y ejercicios prácticos para que integres esta herramienta en tu vida.

¡Descubre y conecta con la sabiduría y la energía de los cristales!

6 thoughts on “Déjate sostener por la fuerza de la vida – El trabajo con la Hematite

  1. Natalia Arcila says:

    Hola Andrea!! Super toda la información, ya tengo tu libro lo voy a volver a leer para profundizar.
    !!Un abrazo de corazón!!

  2. Cindy Paulett Navarro Laguna says:

    Gracias Andrea por este bello articulo. Me conecte con toda la información que nos compartes. Especialmente con este párrafo: “En cada uno de nosotros habita una fuerza poderosa que surge sin esfuerzo. Es la fuerza del amor, de la creación y de la naturaleza expansiva de la vida. Es la fuerza que hace que hace que la naturaleza exista, que nuestra alma entre a vivir la experiencia física, que nuestro cuerpo tome su forma, que nuestros órganos se organicen inteligentemente y en general que se dé la vida.

    No he logrado asistir a los cursos que dictas. Aún no he reunido el dinero.
    Pero te leo en instagram, tengo tu libro y también estoy pendiente de cada uno de los artículos que tan amablemente nos regalas.
    De nuevo Gracias Andrea, Que la paz y el Amor permanezcan contigo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.